Qué ver en Yernes y Tameza

Si no conoces Yernes y Tameza, lo primero que debes saber es que este concejo asturiano se formó en 1586 con la unión de sus dos parroquias: Santa María de Tameza y Santa Cruz de Yernes. Se encuentra ubicado entre montañas y verdes valles, a unos cuarenta kilómetros al suroeste de Oviedo. Su paisaje es el típico de esta zona montañosa, con altos picos, colinas y simas de gran profundidad que le aportan una magia especial.

Gracias a su orografía, toda la zona es lugar especialmente indicado para disfrutar del turismo activo, con rutas de senderismo, itinerarios a caballo o excursiones con raquetas de nieve. Además, puedes participar en actividades de espeleología y deportes relacionados con la montaña.

Su belleza paisajística ha favorecido el turismo rural y la visita de viajeros deseosos de disfrutar de su entorno. En el concejo tienes hospedajes muy baratos en Casa Sildavia y Sobrefuentes. Además, a solo ocho kilómetros está el Gran Hotel Rural Cela, en Belmonte de Miranda, donde también podrás degustar los platos típicos de la zona.

Un recorrido que no te puedes perder

Si te animas a conocer el lugar, no necesitarás preparar muchas maletas. Tal vez te interese echar un vistazo a estas maletas para mujer de MundoMaletas, entre los que podrás elegir el más adecuado para pasar unos días en plena naturaleza, pero muy cerquita de la ciudad. Con muy poco peso en tu maleta de viaje podrás disfrutar de un entorno natural único.

Prepara tu cámara de fotos para usarla, por ejemplo, frente al pico Loral, una montaña que se eleva 1247 metros sobre el nivel del mar. A sus pies encontrarás la gruta denominada Cuevallagar o Cueva Llagar. Esta gran cavidad se encuentra en el Monumento Natural de los Puertos de Marabio que, a su vez, está incluido en el Paisaje Protegido del Pico Caldoveiro. Tanto este pico como el Loral forman parte de la sierra de Tameza que se extiende al sur del concejo.

En Cuevallagar y La Barrera se han encontrado una decena de túmulos prehistóricos. Si quieres ver alguna construcción más moderna puedes visitar los templos parroquiales de Yernes y de Tameza. Cerca de este último núcleo se han localizado las ruinas de una torre y un antiguo palacio. Entre las construcciones típicas populares se encuentran los corros, edificaciones circulares cubiertas con piedras planas.

Como ves, hablamos de un paisaje de montaña, con la típica vegetación de brezales, tojales y acebos. Su fauna también es característica, con presencia de murciélagos, alimoches, águilas reales y el preciado oso pardo. Sin duda, si quieres encontrar aire puro y un entorno natural bien conservado, esta zona no te defraudará.

Ríos, prados, cuevas y todos los colores

Todas las tonalidades del verde, junto a marrones y grises se suceden en el paisaje creando una composición que se transforma según avanza el día. En los meses más fríos aparece también el blanco de la nieve, solo molestada por los ríos que drenan sus montes. En Yernes y Tameza tienes a tu disposición una paleta de colores que te inspirará, si buscas un lugar donde hacer una pausa en tu rutina diaria. Tu maleta te llama.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *