Aportes del consumo de la marihuana en la salud

La Cannabis Sativa, popularmente conocida como la Marihuana, es un tipo de planta originaria de los Himalayas, al sur de Asia. Aunque sus primeros usos estuvieron relacionados con el área textil y la elaboración de cordones, hoy en día estos se han diversificado.

Estudiosos de esta herbácea han divulgado mediante un sinnúmero de publicaciones, que sus componentes poseen propiedades para alterar la mente humana, por lo que su consumo ha sido objeto de múltiples debates y se ha penalizado en algunas partes del mundo.

Su paso por la historia

Se piensa que mucho antes de la aparición del catolicismo y Jesucristo, esta planta era utilizada por pobladores nativos de Asia central, quienes le colocaron el nombre de Ganja, que se deriva del vocablo Ganjika del sanscrito antiguo.

Otros imaginan que la marihuana pudo arribar a puertos Europeos a través de mercaderes griegos, incluso se dice que Cristóbal Colón utilizó en sus viajes para descubrir a América, cuerdas del tallo de esta mata para atar las velas de sus carabelas.

Como dato curioso también se encuentra el hecho de que hace pocos años fueron hallados restos de pipas de marihuana que datan del año 2500 antes de Cristo, cerca de Xianjing en China.

La Marihuana y el Cañamo no son lo mismo

A pesar de que ambas provienen de la misma especie de planta, presentan características diferentes en cuanto a  su uso, composición y estructura. El cáñamo se ha sembrado para obtener semillas feminizadas, aceite, fibra, entre otras materias primas, mientras que en el caso de la marihuana se ha procurado impulsar su efecto sobre las funciones cerebrales, por su alto contenido en tetrahidrocanabidol (THC).

En el pasado, estas variedades se diferenciaban rápidamente mediante un estudio en la composición de cannabinoides (CBD), ya que la marihuana tenía niveles superiores de THC y pocas cantidades de CBD en contraposición al cáñamo. Pero desde que hicieron su aparición otras presentaciones de la marihuana ricas en CBD, el mismo ha dejado de ser un rasgo diferenciador.

Tipos de uso

Principalmente a la marihuana se le ha dado dos tipos de usos que detallamos a continuación:

Recreacional

El efecto  provocado por el THC en cerebro, es la causa por la que la marihuana es la droga ilegal más consumida en el mundo. Desde tiempos pasados sus efectos eran notables en múltiples rituales de diversas culturas.

Actualmente, las personas consumen cannabis para estar relajados, bromear con amigos o disfrutar de los efectos alucinantes de esta herbácea. Sin embargo su nueva forma de disfrute, por llamarlo de alguna manera, se centra en un uso sostenible que se alcanza aumentando los niveles de CBD y bajando un poco los de THC, para que el efecto sea agradable y placentero.

Medicinal

Muchas son las investigaciones que sustentan las bondades medicinales del cannabis. De hecho muchos de nuestros antepasados empleaban esta planta para aliviar dolencias, y en la actualidad ese tratamiento sigue dado resultados positivos.

Además ha funcionado en casos de Epilepsia, Glaucoma, Cáncer, Trastorno por Estrés Postraumático (TEPT), Temblores en personas con la enfermedad de Parkinson, Tratamiento de enfermedades inflamatorias del intestino, incluyendo la enfermedad de Crohn.

También ha dado resultados positivos para:

  • Reducir la ansiedad.
  • Reducir el progreso de la enfermedad de Alzheimer.
  • Aliviar el dolor de la esclerosis múltiple.
  • Aliviar posiblemente otros tipos de espasmo muscular.
  • Disminuir los efectos secundarios del tratamiento de la hepatitis C y aumentar la eficacia del tratamiento.
  • Molestias artríticas.
  • Ayudar a proteger el cerebro después de un accidente cerebrovascular.
  • Eliminar pesadillas.
  • Aliviar las náuseas de la quimioterapia y estimular el apetito.
  • Ayudar a reducir el consumo de alcohol.

La invitación es a hacer un uso responsable de esta sustancia y tener en cuenta que así como aporta beneficios, puede resultar perjudicial si se consume en exceso. Toma las precauciones necesarias y cuida de tu salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *